Cómo ser un hombre en 15 pasos prácticos

Si bien la idea del macho alfa ha ido quedando atrás, a veces da la impresión que nos hemos pasado para el otro lado. Vivimos en una era donde ya no es necesario que el hombre salga a cazar animales o recolectar leña para que su familia sobreviva. He escuchado mujeres quejarse que «hay muchos tipos, pero pocos hombres». En su libro El camino del hombre superior, David Deida postula estos 15 principios para mentener nuestra masculinidad centrada, viva y latente para poder lograr nuestro propósito y encontrar el tipo de relaciones que ambos, hombres y mujeres, necesitamos.

Aclaración: Los conceptos a continuación presentados pueden ser aplicados a mujeres y también parejas gay. Por simplificar el lenguaje solamente vamos a estar hablando del caso del hombre que está en pareja con una mujer, pero puedes hacer la traducción en tu cabeza para adaptarlo a tu caso.

1. Dejar de esperar que las cosas cambien

La mayoría de nosotros está esperando a que algún día las cosas cambien. Quizás cuando termine con este proyecto, cuando me asciendan, cuando me retire, cuando tenga dinero…

Deja de esperar a que las cosas cambien para hacer aquello de verdad quieres hacer, para que las cosas cambien, ¡tú tienes que cambiar!

2. Vivir con un corazón abierto por más que pueda doler

Cerrarnos para evitar el dolor es como no jugar al fútbol para evitar ser lastimados. Si lo que quieres es evitar el dolor, podemos envolverte en almohadas y ponerte contra un rincón para que no te pase nada. No hay forma de ir por la vida evitando el dolor, la clave está en aprender a manejarlo y superarlo cuando el sufrimiento aparezca.

3. Vive como si tu padre estuviera muerto

Para poder ser un hombre libre, un hombre debe amar a su padre, pero ser libre de toda crítica y expectativa que de el provengan. Escucha lo que tiene para decirte, pero no intentes vivir en pos de sus espectativas. Haz tu propio camino.

4. Reconoce tu verdadero límite y no lo finjas

Aprende a identificar donde está tu límite. Un hombre que sabe donde está su límite es una persona en quien se puede confiar. Tu límite se encuentra justo donde termina tu zona de confort y empiezan a aparecer tus miedos.

5. Manterse anclado a tú propósito más profundo siempre

Nuestra vida es un camino hacia descubrir quienes somos en los niveles más profundos de nuestro ser. Tu propósito está antes que todo, siempre, tu trabajo, tus hijos, tu esposa, tu dinero, tus placeres, todo esto debe venir en segundo plano.

6. Nunca cambies tu forma de pensar solo para satisfacer a una mujer

Siempre deberíamos escuchar a nuestra mujer, pero al final debemos tomar nuestra propia decisión. Jamás traiciones tu conocimiento y sabiduría para dejar tranquila a tu mujer. Es preferible cambiar de mujer antes que seguir en una relación en donde ambos se resienten el uno al otro.

7. Tu propósito debe venir antes que tu relación

Tu propósito es lo que te diferencia del resto de las personas y en definitiva, termina siendo una de las razones más importantes por las que tu mujer se sintió atraída hacia ti. Si cambias tu propósito, estás traicionando a la mujer que te eligió. La relación con una mujer, jamás puede ser el propósito final en la vida de un hombre. Prométete a ti mismo que si te hacen elegir entre tu propósito y tu mujer, elegirás seguir con tu propósito siempre. Aunque parezca que no, lo sabrán valorar.

8. Inclínate apenas un poco más allá de tu propio límite

Si no estamos involucrados en un desafío que nos genere miedo, quiere decir estamos sentados en nuestra zona de confort. Si no estoy sintiendo pánico al menos 3 veces a la semana sobre que es lo que va a pasar con mi vida, siento que he desperdiciado una semana de vida. Transforma tu límite, en la nueva zona la que habitas.

9. Hazlo por amor

No busques solamente la satisfacción personal o el placer, aprende a dar amor, a hacer las cosas por amor. Cuando estés con tu mujer demuéstrale que tú eres la persona que le va a dar todo el amor que ella necesita.

10. Disfruta de la crítica de tus amigos

Reúnete con tus amigos al menos una vez a la semana y escucha lo que tienen para decirte. No siempre estarán en lo cierto, pero escúchalos, comparte con ellos lo que te aqueja y pídeles su consejo.

11. Si no sabes tu propósito, descúbrelo

Tu propósito es aquello que te jala cuando estás hundiéndote en arenas movedizas. Lo importante de tu propósito, es el hecho de querer saberlo y de buscarlo. Ve tras él y deja que te guíe.

12. Estar dispuesto a cambiarlo todo en tu vida

Habrán períodos en los que sabemos exactamente hacia donde vamos y lo que tenemos que hacer para lograrlo, pero también períodos en donde nos sentiremos un velero a la deriva en el océano. Adquiere la capacidad de adaptarte a los cambios y estáte preparado a ver caer todas tus certezas para comenzar con otras nuevas.

13. No utilices a tu familia como excusa

Cuidar de los hijos y de la casa es también tarea del padre. Pero no pongas a tu familia como excusa para no hacer lo que tienes que hacer. Tómate unos minutos para explicarle a tu familia que durante algún tiempo vas a tener que estar comprometido con determinada misión por la cual estás luchando y tu tiempo con ellos puede llegar a verse un poco reducido momentáneamente. Que entiendan que en definitiva lo haces por ellos y pídeles su apoyo, en el fondo, tus hijos y esposa están esperando ver a ese superhéroe que llevas dentro. No los prives de eso.

14. No te pierdas en tareas y obligaciones

Aprende a no perderte en la minucia cotidiana, puede hacerte olvidar tu rumbo y pierdas de vista tu propósito. Maneja tu tiempo de manera diligente y responsable, la vida es una sola, no la desperdicies haciendo cosas no importantes.

15. Deja de querer que tu mujer sea más fácil

Es parte de la naturaleza de la mujer ponerle pruebas al hombre. Es algo animal, algo instinctivo que está en su psiquis, lo hacen sin darse cuenta. Nos ponen pruebas para ver que tan seguros estamos de nuestro propósito y del amor que sentimos hacia ellas. No te preocupes si no festeja tus victorias, es poco común encontrar una mujer que de verdad festeje cuando algo te sale bien. Si ganas un millón de dólares en un día, es común al volver encontrar a tu mujer molesta por que no trajiste el tomate que te pidió. Lo que quieren es testearte, que pruebes que no la has olvidado. Simplemente te está pidiendo que demuestres que la quieres, tu victoria no significa nada para ella si no lo haces. Aprende a demostrárselo.